Este sistema ecológico es ideal para conectar después de nuestro vermifiltro o como alternativa al humedal construido de tratamiento.

Reemplaza el campo de infiltración o filtro que normalmente se instala después de los pozos sépticos tradicionales.

Campo de infiltración de acolchado vegetal (mulch) en construcción, los tubos quedan completamente cubiertos y no se ven una vez terminado.

Consiste en hacer una zona plana excavada a poca profundidad (unos 15-30 cm), en la que se colocan una serie de tubos elevados a 30 cm del suelo, los cuales se cubren completamente de acolchado vegetal, también conocido como mulch, que consiste principalmente de pasto cortado, hojas secas, residuos de poda triturados, etc.

Campo de infiltración de acolchado vegetal (mulch) recién terminado, el pasto puede crecer sin problema o se pueden sembrar plantas de bajo porte.

Este material vegetal actúa como filtro biológico y con el tiempo mejora, se convierte en una capa de humus que hace aún mejor el filtrado y tratamiento el agua residual, lo cual es una ventaja respecto al filtro tradicional, pues este último empeora con el tiempo.