Cultivar sin  agrotóxicos, producir entre 2 y 4 veces más que el promedio, utilizar hasta 1/5 menos de agua, incrementar la cantidad de materia orgánica del suelo, utilizar sólo herramientas manuales y ser sostenible.

Todo esto es posible, desde el patio de una casa, hasta 1 hectárea, con el método de huerta orgánica biointensiva.

Parcelas frijol_512

¿De qué se trata?

Se basa principalmente en aflojar el suelo a 60 cm de profundidad sin dañar su estructura, sin voltearlo, con el método de la doble excavación (bancal o cama profunda), usar compost y alimentarlo de parte de lo que se cultiva, aumentar la densidad de siembra, hacer semilleros, tener una buena planificación y un buen diseño.

Ahuyamas listas para sembrar_512

La doble excavación

En esta técnica se hace una zanja de 30 cm de profundo en la parcela, se reserva la tierra en baldes y en el fondo se entierra un trinche robusto parecido al que se usa para recoger paja, llamado bieldo. Este se balancea para aflojar el suelo, logrando así otros 30 cm de tierra suelta, sin alterar su estructura. La tierra se corre y el proceso se repite hasta terminar la parcela, rellenado la ultima parte con la tierra que se sacó primero.

Doble excavacion paso 2_512

La estructura y salud del suelo

El suelo está formado por varias capas, llamadas horizontes. Cada una tiene una composición particular y un tipo de organismos que viven allí. Estos son responsables de disponibilizar los nutrientes a las plantas y cuando están saludables y en equilibrio, las plantas también estarán saludables.

Arado_convencional_512
Arado tradicional que voltea el suelo y a la larga lo daña

Al revolver el suelo, como suele suceder con el azadón o el arado de discos, muchos de los microorganismos mueren, especialmente porque los de más arriba, acostumbrados a tener más oxígeno, se van al fondo donde hay menos y los del fondo, acostumbrados a tener poco oxígeno, de repente tienen mucho. Esto altera el equilibrio del suelo, deteriorándolo y por consiguiente aparecen las enfermedades y plagas en las plantas, así como la erosión y el agotamiento del suelo.

Esto mismo sucede cuando usamos fertilizantes químicos y pesticidas, haciendo que caigamos en un círculo vicioso de degradación y compra de insumos, que al final termina por dejar totalmente infertil la tierra, con costos de producción muy altos.

Es por eso que finalmente no trabajamos para tener plantas saludables sino para tener un suelo saludable.

Doble excavación7_512

Otras ventajas

Todo el método está pensado para disminuir el esfuerzo físico, cuidar la espalda y trabajar cómodamente. Diseñamos parcelas en las que se puedan alcanzar cómodamente las hortalizas sin pisar la tierra aflojada, así como caminos que permitan trabajar con comodidad.

Parcela_512

El área de cada parcela está pensada para que se puedan planificar las siembras, estimar fácilmente la necesidad de semillas o plántulas, la cantidad de abonos, así como predecir la producción que se obtendrá.

Compost

Parte de lo que sale de la huerta, así como residuos de la cocina, estiércoles, pasto seco, etc. se pueden depositar en una pila hecha de forma técnica con proporciones especiales, llamada compost, para que se descompongan rápidamente gracias a la acción de millones de microorganismos (bacterias, hongos) y organismos como lombrices (compostaje), lo que resulta en un abono que se asemeja a la tierra negra de bosque.

Compostera de estibas de dos cámaras y techo móvil

Este abono es fundamental para mejorar el suelo, hacer sostenible el sistema, evitar la dependencia y los perjuicios del abono químico

compost_terminado
Compost terminado

Mulch

También recomendamos usar acolchado vegetal (mulch) para disminuir la aparición de arvenses (antes llamadas malas hierbas), disminuir la cantidad de riego, evitar la erosión por el golpe del agua y fomentar la creación de un microecosistema en el suelo que ayuda a tener plantas sanas.
Simplemente hay que mantener una capa de 2 a 5 cm de grueso de material vegetal seco y de tamaño pequeño, como lo es pasto cortado, hojas secas y ramas trituradas.

Mulch con yus_512

Manejo de plagas y enfermedades

Para ayudar con las plagas tenemos varias recetas de preparados naturales que ayudarán a controlarlas sin necesidad de recurrir a los peligrosos agroquímicos, sin embargo la meta es poder llegar a tener un suelo muy saludable, con una microbiología diversa que permita tener niveles de nutrientes en cantidades suficientes y balanceadas, de ese modo las plantas serán mucho menos propensas a plagas y enfermedades.

Ahuyama_512

Origen

Este método de huerta orgánica biointensiva fue creado por John Jeavons en Estados unidos el los años 1970s e investigado y puesto en práctica por Fernando Pía en el CIESA – Centro de Investigación y Enseñanza de Agricultura Sostenible en Argentina, desde hace más de 23 años en sus huertas orgánicas biointesivas, de quien aprendimos este método.

huerta orgánica biointensiva ciesa
Huerta del CIESA

Adquiere este servicio

Podemos asesorarte para comenzar tu propia huerta orgánica biointensiva o adaptar la que ya tienes. Toca aquí para ir a la página de contacto y pide una visita de diagnóstico, en la que por un precio cómodo te podemos dar muchas ideas y cotizar nuestro servicio.