¿Qué es y para qué sirve?

Es una técnica desarrollada en Australia y adaptada por nosotros a las condiciones de Colombia, que sirve para manejar el agua lluvia en una finca con base en la topografía del terreno, a través de zanjas, canales, reservorios, arados y caminos estratégicamente diseñados de acuerdo a la pendiente del terreno y a las curvas de nivel, para hacer que el agua fluya lentamente, sin erosionar el suelo, mejorando su fertilidad y por consiguiente la productividad.

Ejemplo de cultivo y reservorio con keyline. El agua viaja lentamente y se distribuye, en vez de concentrarse en la cañada central.

¿Qué se logra?

Buscamos organizar los esfuerzos e intervenciones sobre el terreno para obtener reservas naturales de agua, tanto superficiales como en el suelo mismo, plantaciones variadas, ecosistemas recuperados y así ir transformando suelos degradados a fértiles, que naturalmente retengan e infiltren el agua.

Surcos trazados con keyline para un cultivo asociado de maíz y fríjol.

¿Qué beneficios trae?

Con el tiempo, no habrá necesidad de usar agroquímicos ni riegos mecanizados, reduciendo así los costos de mantenimiento y mejorando las ganancias de lo que se produce (por ejemplo frutas, maderables, forrajes, belleza natural, biodiversidad, etc.), así como recuperando nacederos y cursos de agua.

arado keyline
Arado de cincel o subsolador, especial para no alterar la estructura del suelo

También hacemos un manejo de los excesos de agua para que se evacuen sin arrastrar el suelo, sin anegar y en zonas muy lluviosas o con tendencia a anegarse, lo combinamos con un sistema de filtros y drenajes que permiten que el agua no erosione.

reservorio keypoint
Terminando un reservorio en el punto clave – keypoint – el mejor sitio para colectar agua

¿Por qué “keyline”?

El nombre keyline (línea clave) viene de la línea a nivel que surge de detectar el punto donde la pendiente de una ladera cambia y el flujo de las aguas de escorrentía es suficientemente grade como para comenzar a formar cursos de agua. A partir de este punto y su correspondiente línea a nivel (la línea clave), se desarrolla toda la estrategia de reserva y manejo de agua.

keyline_mapa
Mapa topográfico donde se indican diferentes elementos del diseño keyline

¿Qué mas tiene en cuenta?

Otro de los factores importantísimos de este diseño es tener en cuenta la Escala de Permanencia, un concepto que ordena los elementos que integran el paisaje de la propiedad en una escala basada en su permanencia a través del tiempo. Esta ordenación de factores nos ayuda a establecer las prioridades de las intervenciones, pues con ellas estamos rediseñando la topografía del terreno.

Del más permanente al menos permanente son:

1. Clima: factor casi inalterable en la propiedad, el conocimiento del clima regional nos sirve para saber el potencial hídrico de la propiedad, el tamaño de los canales de conducción y reservorios de agua

2. Topografía: es un aspecto que no se busca alterar a gran escala ya que puede causar desastres ecológicos, de aquí lo que se modifica es la parte más superficial para captar y conducir agua adecuadamente

3. Agua: buscamos que el agua permanezca lo más posible en la propiedad por medio de zanjas, canales de desviación e irrigación, arados que abran los suelos y reservorios ubicados en los puntos claves de captación natural de aguas.

4. Caminos: se ubicarán para que no erosionen y sean útiles para conducir agua. Si ya existen, pueden ser modificados y mejorados para que hagan una buena conducción de agua hacia canales de irrigación o reservorios y disminuyan la erosión.

arando con keyline
Arando con keyline para revitalizar un suelo arcilloso compactado

¿Qué se entrega?

Según la información arrojada por la lectura del terreno, el análisis de mapas topográficos de elevación de la zona y de los objetivos que tenga el dueño del lugar para el uso de la tierra, entregamos un plan detallado en el cual se especifica entre otras dónde hacer reservorios, mejorar los existentes, arados especiales para zonas de cultivo, bosques, canales de conducción, recarga e irrigación, caminos, manejo y recuperación de nacederos, estabilización de taludes y manejo de zonas erosionadas. También dejamos marcado en terreno los puntos importantes para las obras.

¿Cuánto vale?

Desde $400.000, dependiendo del tamaño de tu finca. Solicita tu visita de diagnóstico para saber el valor exacto para tu propiedad tocando aquí.

También ofrecemos el servicio de acompañamiento de las obras.